La nave de la Comunicacion

Rugby Presos Penal San Martín Pucará

También tiene una segunda oportunidad

(Por Jorge Búsico (*)) Cipriano Martínez se paró frente a los presos alojados en la Unidad Número 48 de San Martín, se estremeció en lágrimas y les dijo: "Todo estos días estuve pensando que lo mío era lo peor del mundo; de cómo en 3 segundos que no tienen perdón arruiné todo, pero ahora comprendo que hay cuestiones mucho más serias y dolorosas que lo mío, y que desde el rugby puedo ayudar, y no para que me bajen la pena".