La nave de la Comunicacion

La increíble historia de Zahra Nemati, la arquera en silla de ruedas que participará en Juegos Olímpicos

(Por Rodolfo Chisleanschi (*)) Irán nombró a Zahra Nemati la abanderada para la ceremonia de inauguración, luego de que calificara a unos Juegos Olímpicos a pesar de que es atleta paralímpica.

El desfile de los atletas participantes en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro vivirá un momento especial cuando mañana, durante la ceremonia inaugural, haga su ingreso la delegación de Irán. Zahra Nemati será la abanderada del país asiático, la tercera en la historia de su país, pero lo llamativo es que lo hará en silla de ruedas.

Nemati, arquera de 31 años, es en efecto atleta paralímpica —ganó la medalla de oro en Londres 2012—, y de hecho participará en los Juegos para personas con capacidades físicas diferentes el próximo mes, pero una vez que logró la clasificación para ambas ediciones, las autoridades iraníes no dudaron en nombrarla abanderada.

Hoy en el Sambódromo, sede de la competición de arquería, Nemati llamaba la atención entre sus compañeras. Una sombrilla plantada junto a su silla la protegía del caliente sol de la tarde carioca durante los entrenamientos previos a la jornada de clasificación que tendrá lugar también mañana. Su entrenador, entretanto, recorría junto a las demás competidoras una y otra vez el camino desde el punto de lanzamiento al blanco para recoger las flechas que ella lanzaba en cada serie.

Sonriente pero en silencio y pidiendo disculpas por no hacer declaraciones hasta después que termine su participación en los Juegos, Zahra era una más en la línea de tiro, aunque su punto de visión estuviera varios centímetros más bajo que el de sus contrincantes.

La vida de Nemati siempre ha estado ligada al deporte. Hasta 2003 era una destacada taekwondista, pero ese año un accidente automovilístico cortó su progresión en esa especialidad -ya era cinturón negro- y las lesiones en la médula espinal la postraron en una silla de ruedas. Lejos de rendirse, en 2006 comenzó a practicar tiro con arco y apenas seis meses después logró la tercera plaza en el Campeonato Nacional, que incluía atletas con y sin capacidades diferentes.

Fue el comienzo de una carrera fulgurante y que tuvo su coronación en los Paralímpicos de Londres 2012, cuando Zahra se colgó la medalla dorada en la prueba individual y la de bronce junto a sus dos compañeras en la especialidad por equipos. “Lo dediqué a toda la gente que rezó por mí”, dijo entonces Nemati, quien cubre su cabeza con el preceptivo pañuelo que identifica a las mujeres iraníes.

Pero el año pasado la arquera paralímpica fue aún más lejos y obtuvo la medalla de plata en los campeonatos asiáticos ante rivales con movilidad normal en sus piernas. Allí consiguió su clasificación para las dos versiones de los Juegos Olímpicos de este año (es la primera vez que lo logra un deportista de Asia), y meses después recibió la nominación como abanderada de Irán.

Actual número 47 del ranking del mundo, Nemati será la decimotercera atleta de la historia en combinar Juegos Olímpicos y Paralímpicos en una misma edición, pero la primera en ser también la portadora de la bandera de su país en la ceremonia inaugural. En ambos casos, mañana comenzará a escribir su historia.

(*) Fuente: DPA