La nave de la Comunicacion

El orden biológico no debería explicar el orden social injusto.

Contra los dichos de Facundo Manes

Para el neurocientífico Facundo Manes, actual asesor de la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, "hay que cambiar el esquema mental de los pobres", en la otra vereda, la especialista en educación Carina Kaplan sostiene que la desigualdad social y educativa no es natural.

El jueves por la mañana, la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal anunció que el reconocido neurocientífico Facundo Manes asistirá, junto al titular del Centro de Estudios Sobre Desnutrición Infantil (CESNI), Esteban Carmuega, al gobierno provincial y sus diferentes ministerios. 

El neurólogo y rector de la Universidad Favaloro tomó palabra en la conferencia de prensa y expresó algunos conceptos que generaron polémica. Manes planteó que la principal riqueza de un país no es el recurso natural o el sistema financiero -aunque reconoció su importancia- sino “el capital mental de los ciudadanos”. “Sabemos que la nutrición es condición necesaria pero no suficiente para el desarrollo del capital mental: son los recursos cognitivos y emocionales para que uno se pueda desarrollar en la vida y utilizar todo su potencial”, expresó.

Además, Manes aseguró que “la pobreza genera un impuesto mental y cognitivo”. Reflexionó acerca del tema de la alimentación y la vivienda en los sectores vulnerables -deficiencias que deberían solucionarse “urgente”- pero expresó que esas garantías no son suficientes: “Tenemos que además intentar, con el aporte de la ciencia moderna, cambiar el esquema mental. Que la gente bajo situaciones vulnerables deje de pensar en la próxima hora, y empiece a pensar en un proyecto, que esté motivada, que quiera mejorar en su vida”.

La Nave de la Comunicación reproduce la opinión de la reconocida especialista en educación, Carina Kaplan respecto al reduccionismo que se hace cuando se habla de neurociencia.  No es una respuesta a Manes, pero bien podría serlo:

"¿Cómo voy a estar en contra de las neurociencias?! Para nada. Sería necio. Tantos males de época estàn siendo estudiados y reparados con ese conocimiento científico: memoria, ACV, etcetc. Lo que discuto es cómo ciertos discursos reduccionistas en nombre de las neurociencias son trasladados al terreno educativo y escolar. ¿Qué quiero decir con esto? Que cierto reduccionismo biologicista està tiñiendo la pedagogía y sus pràcticas. Y no solo que se fabrican falsas medidas del hombre sino que así se desresponsabiliza al estado por la desigualdad y por el fracaso escolar. El cerebro no es la causa de las diferencias en las trayectorias educativas. En las aulas no tenemos mentes brillantes u opacadas. El orden biológico no debería explicar el orden social injusto. La desigual estructura de oportunidades para el aprendizaje escolar no está en los genes. Tampoco està en el cerebro el dolor que nos causa que nos humillen en la convivencia escolar. El dolor es relacional y hay que repararlo en los vínculos intrersubjetivos. Así que, cuando se capacita a los docentes en cursos y conferencias del tipo: "¿cómo aprende el cerebro de un niño en contexto de pobreza?", eso es simple y sencillamente una expresión racista. Las clases sociales no se definen por nuestros cerebros. El racismo academicista o la biologización de lo social también existe y está cobrando más fuerza. Y alli está nuestra disputa profunda. Porque no existen cerebros esencialmente inferiores y otros superiores que nos pre-destinan a vivir en la villa o en el country. Lo que sí hay son individuos y grupos socialmente inferiorizados. El Estado es el que debe igualar. La desigualdad social y educativa no es natural. No existe un gen que nos predestine a ser obreros y otro gen para ser empresario. Ello es producto de la desigualdad de la distribución del poder en nuestras sociedades. Las escuelas y las universidades disputamos sentidos y formamos parte de esta lucha simbólica."

(Con Información de Real Politk)