La nave de la Comunicacion

Porque queremos ser "bien queridas"

La sociedad argentina volvió a gritar #NiUnaMenos

(Por Beatriz Chisleanschi (*)) La sociedad argentina volvió a gritar masivamente en la tarde de ayer 3 de junio,  #NiUnaMenos. 

Si bien la marcha principal se realizó en la Ciudad de Buenos Aires, desde la Plaza de los Dos Congresos a Plaza de Mayo, la postal se repitió en numerosas ciudades y pueblos de todo el país.  
Organizadxs, sueltxs, con banderas elaboradas o carteles caseros; altxs y bajxs; morochxs, rubixs o pelirrojxs, niñxs, jóvenes o mayores; sin diferencias, todos y todas allí estuvieron con ese grito que unió a un pueblo entero: NiUnaMenos y Con Vida las Queremos. 
Un grupo de jóvenes portaban un cartel donde se veían pies a los que les colgaba una etiqueta con el nombre de mujeres fallecidas que decían "Educación sexual para decidir. Anticonceptivos para no abortar. Aborto legal para no morir".
A un costado, allí donde la Avenida Rivadavia comienza su encuentro con Avda. de Mayo, otro grupo de mujeres vestidas de violeta y haciendo brillar pañuelos del mismo color en sus manos, bailaban en ronda al ritmo de murga para finalizar con el grito de ¡Vivas Nos Queremos!. 
Más allá, familiares o amigos portaban pancartas con el nombre y la imagen de mujeres asesinadas y las fechas del asesinato. Muchas...lamentablemente.
La nutrida columna de la agrupación Numala se caracterizó porque sus participantes portaban  pelucas violetas. "Sin ellas no hay ni una Menos" señalaba el cartel que las precedía mientras que detrás se veían globos negros.
"Las Villeras gritamos desde abajo. El patriarcado al Carajo" pregonaba un cartel de "La Poderosa" en la esquina de San José y Avenida de Mayo.
Desde un cable que sobrevuela la Plaza de los Dos Congresos, se podían ver colgados calzado de mujeres, en tanto una agrupación que llevaba remeras con la insignia "La Violencia contra las Mujeres Siempre Mata", acompañaban el reclamo con pancartas realizadas con ropa de mujer y carteles prendidos a ellas con #NiUnaMenos o la cantidad de femicidios que se produjeron este año.
La columna principal compuesta de familiares y amigos de víctimas de la violencia de género avanzaba lenta por Avenida de Mayo con un cartel que decía que el Estado es el responsable de esas muertes. 
Y así fue como miles y miles gritaron desde cada punto de encuentro por todas y por todos, por las mujeres violentadas, asesinadas, amenazadas, abusadas y por las que no pueden gritar. Pero también se gritó y marchó por:

  • Un Plan Nacional de Acción
  • Por la implementación de la Ley de Patrocinio Gratuito.
  • Por la perspectiva de género en la composición de la Justicia. 
  • Porque nadie protege a los hijos e hijas de las mujeres asesinadas. 
  • Por la implementación del monitoreo electrónico.
  • Por las mujeres presas o muertas por abortos clandestinos. 
  • Por la capacitación y la sensibilización a las fuerzas de seguridad sobre la violencia de género.
  • Porque hay provincias que no adhirieron a la Ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género.
  • Por la aplicación en todas las provincias de programas de asistencia a las víctimas de la violencia de género.
  • Porque no está garantizada la educación sexual integrada con perspectiva de género. 

La concentración comenzó a las 17.00 hs., en ese momento las organizaciones políticas y sociales eran las protagonistas, pero acercándose las 19.00 hs. ya en Plaza de Mayo, era muchas y muchos que llegaban solos o en pequeños grupos a sumarse al encuentro. Y allí las periodistas Mariana Carbajal, Marta Dillon, Florencia Minici y Ximena Espeche leyeron el documento que sintetizó la idea de la marcha “NiUnaMenos, Vivas nos queremos" .
Motorizada por  un grupo de periodistas y difundida fundamentalmente por las Redes Sociales, hace justo un año atrás se realizó la primer gran concentración contra la violencia hacia la mujer. Fue así que surgió el colectivo NiUnaMenos que se propuso marchar los 3 de junio de cada año hasta que acabe la violencia machista.  #NiUnaMenos, una expresión hecha hashtag que trascendió fronteras. 
Si bien el tema arraigó en la sociedad como quizá nunca lo había hecho, aquellos masivos reclamos que se desparramaron por todo el país no tuvieron el resultado esperado en materia de Políticas Públicas.  En el año 2015 fueron 286 los femicidios registrados y 68 más en los primeros cien días de este año. A esto se le suma que, desde la asunción del gobierno de Mauricio Macri, varios programas referidos al tema de violencia de género se cerraron mientras otros se vaciaron.  
La falta de estadísticas sobre la violencia de género llevó al colectivo a armar una encuesta online que se puede contestar en forma anónima ingresando al sitio www.contalaviolenciamachista.com con la intención de elaborar el Primer Índice Nacional sobre cómo el sexismo cotidiano afecta a las mujeres.
Cuenta la escritora Graciela Cabal en su libro Mujercitas ¿eran las de antes? que su maestra de quinto grado, la señorita Laudina, les hacía encabezr la tarea del día con máximas como ésta:
“Si quieres ser bien querida,
Sé afable, humilde y sufrida”

A todas las "señoritas Laudinas" que aún habitan estas tierras, la movilización de ayer les dejó bien en claro, que las mujeres lejos de ser afables, humildes y sufridas, somos luchadoras y exigimos igualdad, respeto y dignidad, justamente porque queremos ser “bien queridas”.

(*) Lic. en Ciencias de la Educación. Periodista. Editora de La Nave de la Comunicación.