La nave de la Comunicacion

Dani Black: generación mixtura

(Por Jorge Ricci (*)) Dani Black es la nueva voz que brilla en Brasil, dentro de la Música Popular Brasileña. Su talento es reconocido por generaciones jóvenes.

Consustanciado con cuestiones sociales, como artista participó en contra de un proyecto de cierre de numerosas escuelas de San Pablo.

Daniel Espíndola Black, más conocido como Dani Black, es uno de los nombres “de punta” de la nueva generación del sonido urbano de la ciudad brasileña de San Pablo, donde nació en 1987. 
Hijo de padres músicos, Tetê Espíndola y Arnaldo Black, la niñez de Dani estuvo rodeada de música e intérpretes que frecuentaban su casa, como por ejemplo Lenine o Zèlia Duncan entre otros; pero su principal influencia fue y es Chico César, quien le tocaba la guitarra, con esa dulzura que lo caracteriza, para que se durmiese cuando era pequeño.
Dani impactó desde su participación en el grupo musical 5 a Seco, al mezclar distintos ritmos musicales: regionales, música erudita, indie rock y jazz. 
Cantó por primera vez en público en el programa Gente Inocente de la TV O´Globo, cuando tenía doce años; y mientras acompañaba a su madre en los shows, comenzó con sus primeras composiciones, a los dieciséis.
Ganó el Premio Revelación en dos oportunidades, en el mayor Festival Universitario del Brasil, Fun Music, en 2008, y por la revista Billboard Brasil, en 2011. También fue premiado en diversos festivales de compositores. 
Sus primeros shows solistas fueron en un reducto en San Pablo, llamado Ao vivo, donde lo escuchó la cantante María Gadú, quien le pidió “prestado” el tema Aurora, para incluir en su CD. A partir de allí sus carreras se cruzaron muchas veces, llegando a compartir salas de grabación y escenarios.
Comprometido con la realidad que vive su generación, participó del disco en apoyo a los estudiantes, que se organizaban contra el Proyecto de Reorganización Escolar del Gobierno del estado de San Pablo, que pretendía el cierre de noventa y tres escuelas, así como la transferencia de trescientos once mil estudiantes a otros centros de estudio. 
De este trabajo musical participaron también nombres de la talla de Chico Buarque, su madre Tetê Espíndola y dieciséis músicos más. 
Con sólo veintiocho años, Dani Black corre con tiempo a su favor. De voz bella y melodiosa es además el compositor de sus temas y su propio guitarrista. 
Cuenta en su haber con tres trabajos, Dani Black (2011), E.P. Dani Black en vivo (2013) y el recientemente estrenado Diluvio (2015).
De pelo ensortijado, con cara de nene, pero especialmente con una gran capacidad artística y un especial carisma y buen humor, Dani Black hoy se erige como una de las más promisorias figuras de la Música Popular Brasileña. 

(*) Colaborador de La Nave de la Comunicación

Fuente: Músicas del Mundo.com.ar