La nave de la Comunicacion

#Comodorazo: los petroleros se hicieron escuchar

El incumplimiento del compromiso del gobierno nacional de subsidiar la producción petrolera para no paralizar los yacimientos tuvo una contundente respuesta. El “comodorazo”, como se lo denominó, movilizó a la población contra el ajuste.

Por la defensa del trabajo y por la reactivación de la industria petrolera.  Cerca de sesenta mil trabajadores y vecinos de Comodoro Rivadavia, ciudad de 300 mil habitantes, se movilizaron hasta la intersección de las rutas 3 y 26 cercana a dicha localidad, en defensa de los puestos de trabajo de la industria petrolera y en repudio a la situación de indefinición que vive el sector desde el 1º de febrero, cuando el gobierno nacional garantizó un subsidio a las exportaciones de hidrocarburos para asegurar la continuidad de la actividad, que aún no ha hecho efectivo. 
El Sindicato Petrolero confirmó que se reactivarán equipos en las próximas semanas, aunque aclararon que de no cumplirse este plan de tarea, se endurecerán las medidas de fuerza.
Las organizaciones sindicales elaboraron un documento en el cual se ratificó el objetivo de defender los puestos de trabajo y la economía de la región, descartando cualquier intencionalidad política.
“Es una expresión colectiva de la comunidad de Comodoro Rivadavia y el flanco norte de Santa Cruz”, resumieron tras expresarse en contra de los despidos “por goteo” que se suceden en la industria reconstruyendo la Paz Social como una conquista de los propios trabajadores.
“Podemos discutir pero siempre con los trabajadores adentro”, resumió el diputado provincial Carlos Gómez, al dar lectura al documento que abrió la manifestación. También adelantó la decisión de la operadora PAE de reactivar tres equipos de perforación y el compromiso de sumar equipos perforadores y de workover en los próximos días, lo que representaría trabajo para más de quinientos empleados.
Y se anunció, entre aplausos, que un total de 41 equipos se movilizarán en la Cuenca del Golfo San Jorge hasta finales de 2016. “El procedimiento de crisis no entra en la provincia. No hay posibilidades de suspender personal”, cerró el referente petrolero y actual diputado provincial.

Capital petrolera
Jorge Ávila, el secretario general del Sindicato Petrolero, ratificó que el paro se inició en las primeras horas de la jornada con un acatamiento total. “Esto es un acto de los trabajadores no de los políticos pero sin ellos, tampoco hubiéramos llegado donde estamos”, reconoció “Loma” abriendo su extenso discurso que incluyó la defensa del empleo en la regional y un gesto de solidaridad a Claudio Vidal, su par del sindicato de Santa Cruz, a quien respaldó públicamente. “Venimos por un reclamo justo. Queremos seguir teniendo dignidad y trabajo. No nos asusta si quieren confrontar con los trabajadores. No vamos a renunciar a nada de lo que tenemos y vamos a reclamar todo lo que nos corresponde. Que no se equivoquen porque los que se tienen que sentar a la mesa a discutir paritarias son las operadoras”, enfatizó.
Ávila expresó que “no queremos ser Plaza Huincul, ni la Capital de la Desocupación. Queremos ser Comodoro, la Capital del Petróleo”, sostuvo el líder sindical quien advirtió el endurecimiento de medidas de fuerza ante eventuales incumplimientos de las operadoras.
El dirigente expresó que “nosotros no logramos que se renueven trece equipos solos. Lo logró la comunidad de Comodoro Rivadavia en su conjunto. Y hoy tenemos una ciudad que se puso de pie para poder llevar el reclamo”. Dice el periodista Raúl Dellatorre en su nota en el diario Página 12: "La pueblada que agitó la provincia patagónica tuvo su mensaje más claro en una de las expresiones que remató el discurso de Avila a la multitud. “No nos asusta si quieren confrontar con los trabajadores. No vamos a renunciar a nada de lo que tenemos. Vamos a reclamar todo lo que nos corresponde”. El destinatario, el gobierno nacional, por ahora no acusó recibo."

Con Información de Diario Jornada y Página 12