La nave de la Comunicacion

El PP cambia la ley para evitar las fotos de detenidos

España - ¿Dónde queda el derecho a la información?

(Fuente: La Sexta) El Gobierno del Partido Popular no quiere que veamos la imagen de un imputado detenido.

No quiere que se repita la imagen de Rodrigo Rato entrando escoltado, detenido, en un coche. A colectivos como Jueces para la Democracia les llama la atención que esta enmienda se incluya ahora, con el reguero de casos de corrupción afectando a ex altos cargos y políticos. Lo que no concreta el Gobierno es qué medidas tomaría contra quienes difundan esas imágenes.
El Partido Popular ha apoyado el cambio legislativo, vía enmienda, para que no se publiquen fotos de personas en el momento de su detención y posterior traslado. La nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal obligará así a proteger la imagen, el honor y la intimidad de los detenidos en el momento en que se practique su arresto y en los traslados posteriores, con la intención de "asegurar el respeto a sus derechos constitucionales".
La norma incluirá esta nueva previsión después de que el PP haya transaccionado unaenmienda presentada por CiU en el Congreso de los Diputados. El grupo catalán iba un paso más allá y exigía a las autoridades públicas "evitar la exposición al público" del arrestado. 
El inciso al artículo 520 propuesto por los 'populares' no concreta, sin embargo, qué medidas deben adoptarse en las detenciones y desplazamientos y deja en manos de las Fuerzas de Seguridad del Estado las prevenciones a adoptar para cumplir la ley y evitar lo que se ha dado en llamar "pena de Telediario".  
CiU proponía que los agentes estuvieran obligados a proporcionar "un trato digno y respetuoso con los derechos fundamentales, tanto en el momento de efectuarse la detención como en los traslados a dependencias judiciales, cuarteles o centros de internamiento garantizando en todo momento el respeto a la dignidad de la persona detenida". 
Además, pedía preservar la presunción de inocencia y que "durante las diligencias policiales las autoridades públicas eviten la exposición al público del detenido de acuerdo con los principios de proporcionalidad y seguridad". También reclamaba que se "respete la confidencialidad de las comunicaciones entre sospechosos o acusados y sus letrados", evitando "filtrar o difundir datos o imágenes a terceros o a medios de comunicación".