La nave de la Comunicacion

Deporte y Literatura Dante Panzeri Ariel Scher

Nuestro Panzeri

Deporte y Literatura

(Por Ariel Scher (*)) Siete semanas después de mi séptimo cumpleaños, mi papá y yo resolvimos que Panzeri era primo, tío, hermano, abuelo, sobrino o cuñado nuestro. Puedo decirlo con precisión ahora y podré decirlo con precisión en cualquier tiempo porque eso sucedió mientras caminábamos por la avenida Corrientes, lo que representaba para él y para mí, dos habitantes de los lejanísimos suburbios bonaerenses, un acontecimiento excepcional.