La nave de la Comunicacion

El apagón informativo a TELESUR/ ARGENTINA

Hacer invisible las conquistas

(Por Alberto Mas, corresponsal de Cubainformación en Buenos Aires).- En una muestra más de cómo las corporaciones mediáticas juegan un papel político en nuestro continente americano, Cablevisión, la operadora de cable del Grupo Clarín, ha quitado de su grilla TeleSur.

Con la clara intención de producir un apagón informativo a favor de las ideas que pretenden restaurar el liberalismo en Argentina, como lo está impulsando Washington para toda América Latina y el Caribe, el multimedio retiró sin aviso previo la señal de TeleSur del paquete básico que provee Cablevisión, en una decisión inconsulta y sin argumentos legales.
Los argumentos son políticos y los conocemos, la nueva política del derechista partido PRO busca profundizar aún más la desinformación de las mayorías populares, para poder manipular la información, no es novedad, una noticia que no se informa no existe, una idea que no se conoce, no lucha.

Ya habían desaparecido del aire programas que resistían en su línea editorial el pensamiento único, los medios presionados por la pauta oficial, TeleSur era una isla de comunicación e información, había que callarla.
Declaró Patricia Villegas, presidenta y fundadora de TeleSur, que ésta decisión del Grupo Clarín debe ser reconsiderada, dado a que ningún servicio de cable debería dejar fuera de su grilla un canal como éste, que cuenta con reconocimiento internacional, que es referencia informativa para cientos de medios y le da voz a los pueblos del mundo.
TeleSur en Argentina llega potencialmente a más de 20 millones de televidentes y cuenta con más de 8 millones de abonados, afirma Villegas, estando presente en 90 cable operadoras y mantiene convenios con 5 televisoras en abierto en diferentes provincias.
Es la construcción de un cerco mediático para desinformar y manejar la comunicación, es la mentira organizada la que se pretende instalar, y no es casual que al triunfar electoralmente un gobierno de derecha, se acallen aquellas voces que no comulgan o no se doblegan ante el programa de difusión oficial.
Que TeleSur sea bajado de Cablevisión responde a una estrategia de comunicación, no solo nacional sino internacional, la usina mediática del Departamento de Estado y la CIA no son ajenos a ésta forma de trabajar, recordemos al que fuera consejero de Seguridad Nacional del Presidente Jimmy Carter, Zbigniew Brzezinsky, afirmando en una conferencia que “el poder global debe desempeñarse en la dominación cultural y ejercerse mediante su hegemonía sobre las comunicaciones globales, las diversiones populares y la cultura de masas”
Con el alejamiento de TeleSur de Cablevisión se busca “hegemonizar” la comunicación en Argentina.
Intentan reemplazar, con bastante éxito por ahora, la libertad de prensa por la libertad de empresa, y empresas significa corporaciones internacionales, pensamiento colonizador.
Hemos visto como las campañas sucias de prensa se realizan contra los líderes anti-hegemónicos en Nuestra América, para quitarles credibilidad, la histórica agresión mediática contra Cuba, las infamias sobre Maduro, Lula, Evo Morales, Correa, Cristina Kirchner, los inventos sobre Fidel Castro y Chavez, para solo tomar una muestra de lo que son capaces de hacer y también hemos visto como las corporaciones mediáticas trabajan impulsando la restauración oligárquica-conservadora en cuanta campaña electoral y elecciones se realizan apoyando lo más retrógrado de las sociedades.
Cablevisión es el mayor operador de Cable y pertenece al Grupo Clarín, recordemos que éste grupo crece exponencialmente beneficiado por la dictadura cívico-militar de 1976 a 1983, que en esa época se apropiaron de Papel Prensa, la única empresa argentina proveedora de papel para diarios, y que sus directivos están acusados de haber presenciado las torturas a las que fueron sometidos sus dueños y herederos para efectuar el traspaso accionario.
Lo que hoy ocurre con TeleSur en Argentina, nos convence cada vez más que las corporaciones mediáticas son el ariete de la dominación imperialista, y que no basta para enfrentarlas leyes que controlen o regulen su forma de operar, la comunicación debe ser declarado un “bien social” y las empresas comerciales impedidas de manejar los medios de comunicación.
 http://www.cubainformacion.tv/index.php/america-latina/67575-en-argentin...
 
 
Alberto Mas/